lunes, 5 de septiembre de 2011

Artritis Psoriasica - Dermatología - Comorbilidades asociadas a la psoriasis

video

Entrevista al Dr. Luis Puig Director del departamento de dermatología del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona, realizada por Vivir Mejor

Comorbilidades asociadas a la psoriasis
La psoriasis es algo más que una enfermedad de la piel, es un trastorno autoinmune crónico. La psoriasis severa puede estar asociada a problemas cardiovasculares, a la obesidad o al síndrome metabólico, en cuyos casos aumenta el riesgo de muerte prematura. El doctor Lluís Puig, director del departamento de dermatología del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona y profesor asociado de la Universitat de Barcelona, comenta cuales son los factores que crean comorbilidad en los pacientes con psoriasis.

La Piel

La piel es el principal órgano diana de muchas enfermedades como la psoriasis. Sin embargo, a pesar del daño intenso que sufre puede regenerarse por completo, aunque hay pacientes que por culpa de la psoriasis también ven como la afectación se extiende a las articulaciones. El componente inflamatorio de esta enfermedad puede ser tan intenso que llega a repercutir en otros órganos del cuerpo.

Comorbilidades Asociadas

Las comorbilidades asociadas a la  psoriasis son de diferentes tipos. Encontramos, por una parte, las relacionadas con factores psicológicos como depresión o ansiedad. También las hay por relación patogénica, que se asocian porque los mecanismos que las producen tienen puntos en común con la artritis psoriásica.  Los hábitos tóxicos como el tabaco y el alcohol, más frecuentes en estos pacientes, contribuyen, con los factores de riesgo cardiovascular clásicos (hipertensión, diabetes mellitus, dislipemia, obesidad y síndrome metabólico) a aumentar el riesgo de infarto de miocardio y muerte de causa cardiovascular en los pacientes con psoriasis grave, y este aumento es relativamente mayor en los pacientes jóvenes. Por último, cabe destacar las enfermedades en las que el mecanismo de asociación no queda tan claro, como sería el caso de algunos cánceres. Las enfermedades mencionadas disminuyen la esperanza de vida en los pacientes con psoriasis grave, afectando en mayor medida a pacientes jóvenes.

Enfermedad de Crohn

En el caso de la enfermedad de Crohn existen vías comunes en cuanto a los mecanismos por los que se activa la enfermedad. Por tanto, hay factores genéticos. La enfermedad de Crohn es más frecuente en pacientes con psoriasis y a la inversa, así que algunas vías de tratamiento pueden resultar muy efectivas en ambos tipos de enfermedad a la vez.

Efectos del Tratamiento

El tratamiento intensivo de la psoriasis, especialmente con algunos fármacos, podría reducir a largo plazo no sólo la actividad de la enfermedad sino también el riesgo del resto de enfermedades asociadas y los acontecimientos fatales que acortan la vida de estos pacientes. La psoriasis es una patología multidisciplinar que va más allá de la figura del dermatólogo, aunque éste siempre es el eje del cuidado de los pacientes.  Sin embargo, la eficacia de los tratamientos sistémicos convencionales se ve limitada por su toxicidad, que a menudo coincide con alteraciones preexistentes en estos pacientes. Por ejemplo, la ciclosporina afecta de forma negativa al control de la hipertensión y la dislipemia. Este es un ejemplo de las limitaciones que las comorbilidades suponen a la hora de elegir un tratamiento sistémico, algo que queda notablemente reducido con los tratamientos biológicos.

Tratamientos Biológicos

Los nuevos tratamientos biológicos juegan un papel fundamental ya que son muy eficaces y ofrecen los máximos resultados con los mínimos efectos en los órganos diana. Su toxicidad es mínima y tienen muy buen perfil en cuanto a los efectos adversos. Además no solo logran blanquear la piel sino que mejoran el riesgo cardiovascular relacionado con la inflamación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada